Capitulo XIII – Poema IV

Haz que se valla el dolor,
besare las lágrimas de tu cara.

Malditas lágrimas
queman mi alma,
maldigo al dolor,
no quiero seguir en soledad.

Toda la furia, el dolor y lágrimas,
rechazo, niego todos los años desperdiciados
que aun no me dejan en paz.

Un cuento de mi corazón
roto por una promesa,
dos palabras vacías,
aun te extraño ¿Acaso no lo puedes ver?

Te dejare marchar
aunque te parezca frío,
miro tu cara
lentamente desvanecerse.

Una pequeña historia de mi corazón…

Maldiceme

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s