Capítulo XXIV – Sigo aquí…

Soy una mala escena de una obra barata
y ahora que miro atrás
hay tantos momentos en que me hiciste morir
pero aun sigo aquí.

Entre estas pesadillas que atormentan mi noche
aun sigo aquí…
Solo eres un adorno más tras el telón.

Como pintura manchando el lienzo
las estrellas vuelven a surgir
¿Cuánto tiempo seguiré, cuánto más seguiré en pie?
Sostengo mi aliento, mi sangre, mi grandeza.

Amanece otra vez…

De nuevo las calles se vuelven incansables,
cabezas que bajan la mirada,
dientes presionando su desgracia
la condición de los abandonados.

Humo reciclado, momentos incómodos
miro al pasado y encuentro la manera en que me has destrozado
este es el fin, apostemos por lo inevitable
aun no me entiendes, sigues subestimándome.

Así que mírame ahora con tus ojos ensangrentados,
mírame y dime si soy el mismo de aquella noche…
Mientras el humo desaparece en el aire
imagino que ya somos dos, los que sabemos que no pasaras de aquí.

Maldiceme

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s