Capítulo XXV – Sombra

Un día más.
Igual que los anteriores
Una noche más.
Aun más oscura que las anteriores.
Encuentro soledad en tu mirada,
oscuridad en el infinito cause del tiempo,
gravedad, fuerza de atracción
mientras el mundo placido se derrumba.
Mi alma ha quedado vacía,
desgarrada en un éxtasis oscuro,
milagro sublime,
hechizo efímero.
Grito al viento,
pero solo me devuelve un eco silencioso…
gritos silenciosos que salen de mi boca,
con la mirada perdida en la oscuridad.
La inmaculada noche da a luz
memorias y deseos,
nada a salvo de mi herejía,
un extraño infierno que ha abierto sus puertas ante mí.
Intento sentirte…
Intento pensarte…
Intento mirarte…
Pero el viento congela mi pensamiento.
Me convierto en el vacio atrapado en tu pecho…
Y de nuevo, en el jardín silencioso de tus sueños
miramos la luna de ámbar…

apagándonos… En la sombra de nuestro sol.

Maldiceme

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s