Memoria de una mañana

La mañana viene otra vez
como alguien a quien no había visto hace tiempo,
me abrazó como si me conociera,
pero no puedo recordarla.

Me habla de cosas que vivimos,
el tiempo que pasamos juntos,
locas aventuras del pasado,
pero sigo sin recordarla.

Trae una cálida sonrisa,
me deslumbra con su alegria,
fumamos un cigarro, tomamos un café,
pero sus memorias me parecen tan ajenas.

Suena música alegre en su MP3,
puedo reconocer algunas melodias,
se ríe, y río con ella,
pero sigue siendo una extraña para mi.

Pasa el tiempo, sigue hablando,
– Valla que fueron tiempos locos –
y entonces recuerdo algunas cosas,
pero ella sigue sin aparecer en mi memoria.

Aún mas extraño, hoy ya ha pasado un tiempo
pero el recuerdo de esa mañana,
la que nunca pude recordar…
sigue en mi memoria.

Maldiceme

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s