Deseos inaceptables

Noche de deseos inaceptables, me encontré con el andar de una mentira, como siempre yo portando una botella de ron añejado en la mano, dos lagrimas, labios resecos, cigarrillo débilmente sostenido entre ellos…

Deambulantes los cuerpos sin rostro al rededor de mi jardín, una sonrisa visitándome por la ventana (otra vez), la más demente de todas.

Vistiendo en color blanco bondad (el reflejo de la locura) unos brazos, un consuelo, al alcance de mi padecer, ella habitando en la sombra de mi cansancio,

-ven conmigo, que te llevo de la mano, que anhelo estar en ti, descansa del sueño tus ojos (para velar el difunto de mi tranquilidad)

Me he sentido viva, besos, aliento, palabras, (encarnada con las navajas) me encontré con el estupefaciente mas caro, perdí la mente y también encontré el dolor, malditos labios rojos de la perdición…

Nota: estoy viviendo…otra vez.

Anuncios

Usando las piernas  para vibrar con un mundo sobre la misma vereda,

veo el terreno frente a mi hogar,

para correr  en masa,

mordemos la hierba seca y nos  sumergimos en un pantano negro de palabrerías,

Que hay detrás, detrás de la máscara? Puta actual,

Fue llamada la mejor compañera para un trastorno mental,

Sangrando la  vergüenza  por los ojos,

Una corriente de aire frío me trajo sus labios para hablar conmigo,

– no es verdad que nos necesitamos,

Sentí el peso de las lagrimas y las guarde en un montón de arena,

Concretos cristales, diamantes hermosos…charlatanería.

Cuantas veces piensas que lo tienes y es para siempre, hemos de ser codependientes , como una infección que se unió a nuestros sentidos, demasiado silencioso…

un cáncer, eficazmente dañino,

si volteas y esperas mirarle a tu costado…

es la vida o es la muerte!?

Indeseables

Dejé de mirarme en ese espejo estrellado, 
dejé de escucharme a mi misma,
cuando las tijeras tocaron con la frialdad del filo mi lengua,
la mente aún habla,
la voz es memoria,
me levante por primera vez,
mirando hacia abajo,
piernas amoratadas ,
carne palida,
huesos rotos,
no sentiré más inquietud observando mi persona,
encender un cigarro y consumirme con el,
sigo siendo el fantasma detrás de esos ojos, par de cristales…
los de usted, los de ella y los de el,

larga noche otra vez,

platicando con el muerto,

pleno viento furioso,

llega el fin de un día otoñal,

otro día para morir sobre las hojas que dejó caer a mi paso.


Permítame no volver

palpitares órganos de un cuerpo literalmente vacío,

 por que hacerme abrir los ojos esta mañana abatida?

 fijar la mirada en el mismo cielo de concreto,

 reír y contemplar,

restos de una noche en la que me fui de mi y me fui de aquí,

 auras grisáceas y contornos purpura,

 flotando en el interior de esta habitación que se cae a pedazos todavía,

 Partículas  de monotonia,

 rostros humanoides de la pena,

 toman forma entre la humedad de estos muros que me rodean,

 atravesando esta gravedad, capas tristes y transparentes,

 como les ha sido posible creer…que seguiré respondiendo a los sonidos de los que vuelan cerca de mi ventana?