Cigarette

I hold in my hands
a firefly that slowly dies
while I stare at the night sky.
Suddenly… I hear a furious beast
that quickly passes by
tearing the silent of the night
With a melancholic roar.
And time keeps running,
quietly, almost catatonic,
fearful that it comes to end soon
like the light from the lamp
that lights the dark
standing still in the street
waiting for the dawn

Anuncios

Sauel


Amanecía lentamente,
el sol con sus luz viscosa
iba cubriendo todo a su paso,
empapando los arboles, la tierra;
hasta el aire con su baba caliente.

Desperté al sentir su asqueroso hedor,
como a viejo, a miles de años,
a polvo cósmico enrarecido
por el vacío galáctico…
¡Me dio asco!

Corrí hacia mi rincón oscuro;
me desnude, tiré lejos mi ropa de dormir,
me sacudí la piel para no infectarme con su roce.
Me puse de pie y respiré hondo
conteniendo las ganas de vomitar.

El agua fría comenzó a caer;
el agua fría de la regadera calma mi ansiedad.
Sus gotas punzantes arrancan
la mucosidad solar adherida a mi piel.

Espero…
Sentado en un rincón de un cuarto oscuro, espero…
espero a escuchar el sonido cristalino
de la noche purificando el cielo,
la tierra y el viento del ultraje solar.

Sin cerrar los ojos

Una lagrima envenenada,
cae como lluvia ácida
sobre tu espalda.

Sobrevivientes por error
al cataclismo de una ilusión
creada por la desesperación
de nuestro propio terror.

Quiero cerrar mis ojos
a este desierto macabro
donde habitamos los locos
que nos rebelamos al destino bizarro.

Quiero parar tu llanto…
En el silencio borrarlo,
desgarrar tu sufrimiento
y destrozado enterrarlo.

Se que en esta vida nada es real,
en este mundo de esperanzas,
no hay tiempo para otra oportunidad,
pues has perdido tu alma.

Pero abre los ojos,
mira al vacío abúlico,
trata de respirar el infinito
más allá de tu mirada.
¿Es qué no puedes ver el miedo,
mi terror, todo mi tormento?

Me quedaré lejos de tu alcance,
sin cerrar los ojos
pues temo que desaparezca tu recuerdo
entre mis sueños.

Y tal vez jamas sabrás,
ni puedes imaginar,
el inmensurable dolor que me consumirá.

Cambios Violentos

Sombras oscuras me apagan,
como el sol al atardecer.
Sólo quiero soñar
con un mundo distante
alejado de las penas que aquejan
mi frágil humanidad,
el saco de huesos podridos
que me hace sentir tan vacío.

Días remotamente iluminados
por una tenue luz mohína
que consume el tiempo entumecido,
desgarrando con sus fauces mi cordura,
esculcando mis entrañas en busca de mi alma impura

Noches totalmente oscuras
me abrazan y me asfixian,
me sumergen en sueños imposibles…
Y les creo, y les alabo, y lucho por alcanzarlos.

Y al amanecer…
la luz que me devora,
los días sin sentido,
el tiempo se demora,
un corazón, un latido,
y éste sentimiento que me devora…

Desaparecer – Fragmentos –

-I-

Una vez tuve un sueño,
pero el sentimiento de vacío
me ha hecho débil
porque ya no puedo escucharme.

-II-

Las voces en mi cabeza;
su existencia sin vida,
el miedo a las consecuencias
que se adhieren a la vida.

-III-

Fui creado de las lágrimas de mártires,
diablos, demonios derrotados;
que descansan en el infierno desmembrados,
por la justicia divina destronados.

                                                                                                        -IV-

Ilusiones que crean orgullo,
la contradicción de un sueño
que limpia las lagrimas de tus ojos
y te arranca sin piedad la vida.

-V-

Por lo que has hecho…
te convertirás en oscuridad
Por lo que has hecho…
cierra los ojos y sumérgete en la oscuridad.

sóc ell

Nado dentro de tus ojos
calmado, vago;
me pregunto si debo ahogarme,
si debo salpicar el alma que los envuelve

Me pregunto si al pintarlos de rojo,
al derramar ácido dentro de ellos
podré disolverme en ellos

Clavo mis uñas en tu cuello,
desgarro tu garganta sin recelo,
me cuesta trabajo no hacerlo

Seras devorada por las aguas celosas,
la oscuridad eterna,
el infierno no se compara
a la nada donde tu cuerpo
amortajado y desnudo,
sera asfixiado por la inmundicia,
el pecado del hombre…
Lo que Dios vomito

Estaré ahí, viéndote morir…
Estaré ahí, cuando decidas vivir…
Estaré ahí… solo…
mientras duermes
sin querer despertarte,
apuñalaré tus brazos,
apuñalaré tus piernas

No soy más que una sombra
…que siempre esta a tu espalda
…que estará ahí cuando mueras
el que se comerá tus entrañas sangrientas

Escucha el trueno
de la tormenta que se acerca,
escóndete bajo la cama,
llora de miedo

Soy yo, quien conoce el fuego incesante,
helado y constante…
Los secretos de las estrellas fugaces
La bestia que nunca duerme
La bestia que puede devorar a Dante

Soy el demonio que le arrancó los ojos a Dios,
el que congelará tu sangre
y quemará tus ojos con la mirada vacía

¿Caos o perfección?

En tu mente frágil me encarnaré
quemando tu pecho por dentro

Soy quien te arrancará el corazón,
la figura fantasmal de tus noches de terror…
Quien te hace temblar en un rincón

Quien te hará esclava inmortal
…te descuartizará cuando pierdas la voluntad de luchar
El silencio que danza en tus sueños
Soy quien se alimenta de tus perversiones

Ven… Sígueme hasta tu tumba…

Weekly Photo Challenge: Possibility

“This week, I invite you to show us what makes your imagination run wild by the concept of ‘possiblity,’ whether it’s down the street or on the other side of the planet.”

Photobucket

Posibilidad

La posibilidad de tomar esta fotografía justo antes de que desaparezca el sol en el horizonte.

Uno de los recuerdos más claros que conservo. Recuerdo haber comprado una cámara digital (de esas de llavero), iba de regreso a mi casa después del trabajo; aburrido, cansado; y sin embargo, escapando a la realidad mientras miraba el paisaje, los arboles y la carretera vacía. En un momento y casi sin pensarlo me detuve en una curva, baje del auto y saque la cámara, apunte hacia el cielo y fui bajando lentamente la mano hasta que sin querer, frente a mi, estaba una de las imágenes más bellas que habría podido imaginar, repito, sin querer. Así que hice lo que me dictaba el instinto, ese que tenemos todos, el de apretar el botón.

Cuando por fin pude ver la fotografía -Unos días después-, me quede asombrado, por que, por más barata y corriente que fuera esa primera cámara digital (de llavero), había logrado captar la misma imagen que yo estaba viendo. Esa luna creciente a lo lejos, apenas acompañada por la primera estrella de la noche.

Solo de recordarlo… ¿Cuál es la posibilidad de que pase algo así?

No se, podría ser muy común para todos excepto para mi, es por eso que es tan especial.

Dejo para acompañar la imagen el siguiente “poema”:

Esta noche el viento susurra una canción,
la luna nueva en algún lugar del cielo
espera recuperar su fulgor.

Mientras tanto, aquí,
carne y hueso somos,
ideas revueltas, dispersas.

Locos, raros, perversos, solos,
la perversión encarnada,
hermanos por elección.

Jinetes sin apocalipsis
recostados en el pavimento,
reconociendo formas en las nubes,
escuchando los cuentos de los árboles,
esperando que ese momento nunca acabe.

 *Con dedicatoria para: Akhkharu y Haeresis.