sóc ell

Nado dentro de tus ojos
calmado, vago;
me pregunto si debo ahogarme,
si debo salpicar el alma que los envuelve

Me pregunto si al pintarlos de rojo,
al derramar ácido dentro de ellos
podré disolverme en ellos

Clavo mis uñas en tu cuello,
desgarro tu garganta sin recelo,
me cuesta trabajo no hacerlo

Seras devorada por las aguas celosas,
la oscuridad eterna,
el infierno no se compara
a la nada donde tu cuerpo
amortajado y desnudo,
sera asfixiado por la inmundicia,
el pecado del hombre…
Lo que Dios vomito

Estaré ahí, viéndote morir…
Estaré ahí, cuando decidas vivir…
Estaré ahí… solo…
mientras duermes
sin querer despertarte,
apuñalaré tus brazos,
apuñalaré tus piernas

No soy más que una sombra
…que siempre esta a tu espalda
…que estará ahí cuando mueras
el que se comerá tus entrañas sangrientas

Escucha el trueno
de la tormenta que se acerca,
escóndete bajo la cama,
llora de miedo

Soy yo, quien conoce el fuego incesante,
helado y constante…
Los secretos de las estrellas fugaces
La bestia que nunca duerme
La bestia que puede devorar a Dante

Soy el demonio que le arrancó los ojos a Dios,
el que congelará tu sangre
y quemará tus ojos con la mirada vacía

¿Caos o perfección?

En tu mente frágil me encarnaré
quemando tu pecho por dentro

Soy quien te arrancará el corazón,
la figura fantasmal de tus noches de terror…
Quien te hace temblar en un rincón

Quien te hará esclava inmortal
…te descuartizará cuando pierdas la voluntad de luchar
El silencio que danza en tus sueños
Soy quien se alimenta de tus perversiones

Ven… Sígueme hasta tu tumba…

Deseos inaceptables

Noche de deseos inaceptables, me encontré con el andar de una mentira, como siempre yo portando una botella de ron añejado en la mano, dos lagrimas, labios resecos, cigarrillo débilmente sostenido entre ellos…

Deambulantes los cuerpos sin rostro al rededor de mi jardín, una sonrisa visitándome por la ventana (otra vez), la más demente de todas.

Vistiendo en color blanco bondad (el reflejo de la locura) unos brazos, un consuelo, al alcance de mi padecer, ella habitando en la sombra de mi cansancio,

-ven conmigo, que te llevo de la mano, que anhelo estar en ti, descansa del sueño tus ojos (para velar el difunto de mi tranquilidad)

Me he sentido viva, besos, aliento, palabras, (encarnada con las navajas) me encontré con el estupefaciente mas caro, perdí la mente y también encontré el dolor, malditos labios rojos de la perdición…

Nota: estoy viviendo…otra vez.

Las noches olvidadas – Najash

Te besaré como una serpiente a su victima
silenciosamente, arrastrándome silenciosamente.

Tu voz y tu cuerpo han penetrado en mi mente,
convirtiéndose en mi delirio, en mi propio pensamiento.

Pregúntale al tiempo
acerca de tus perversiones, el sadismo, la locura.

El mar se abre ante mi
y nos conectamos en un éxtasis cósmico.

Tu voz dulce de ángel, en agonía
“¡Gloriosisimo padre, defiendeme de las tinieblas”

Minotauros, gorilas de fuego, escorpiones gigantes
se aferran con sus tenazas a tus pezones

El infierno nos da la bienvenida;
un beso en el alma con su lengua de fuego

Luego nos traga, devora y despedaza
y nos embriaga y nos disuelve y nos vomita y nos escupe

Y la piel escamosa que te asfixia,
como una serpiente que hipnotiza a su victima

Te besaré otra vez
silencioso, reptante, distante

… Para poder olvidarte.

Sumisión

Conquista la bestia… excitada y deseosa…

Veo el río, las aguas enfermizas,
me gusta sentir lo que no me gusta.

En tu lado oscuro,
tu mente explota,
no puedes soportar más…
Y caminas por las calles
en tu ausencia de sentidos

Te besare…
Como una serpiente que devora a su víctima

Y mi veneno tomara tu cuerpo,
mira dentro de mis ojos,
sentirás la lujuria, el deseo…

Todas las reglas del sexo se han roto,
solo existe la derivación,
me encanta ver tu vulva sangrante,
gimiendo para ahogarse de nuevo con mis caricias.

Seducida por el mal,
mientras tu cuerpo se quema junto al mío
en las llamas del placer.

Calla…
No respires…
Ahora duerme…
Y poco a poco…

Muere.