Sumisión

Conquista la bestia… excitada y deseosa…

Veo el río, las aguas enfermizas,
me gusta sentir lo que no me gusta.

En tu lado oscuro,
tu mente explota,
no puedes soportar más…
Y caminas por las calles
en tu ausencia de sentidos

Te besare…
Como una serpiente que devora a su víctima

Y mi veneno tomara tu cuerpo,
mira dentro de mis ojos,
sentirás la lujuria, el deseo…

Todas las reglas del sexo se han roto,
solo existe la derivación,
me encanta ver tu vulva sangrante,
gimiendo para ahogarse de nuevo con mis caricias.

Seducida por el mal,
mientras tu cuerpo se quema junto al mío
en las llamas del placer.

Calla…
No respires…
Ahora duerme…
Y poco a poco…

Muere.

Anuncios