Sauel


Amanecía lentamente,
el sol con sus luz viscosa
iba cubriendo todo a su paso,
empapando los arboles, la tierra;
hasta el aire con su baba caliente.

Desperté al sentir su asqueroso hedor,
como a viejo, a miles de años,
a polvo cósmico enrarecido
por el vacío galáctico…
¡Me dio asco!

Corrí hacia mi rincón oscuro;
me desnude, tiré lejos mi ropa de dormir,
me sacudí la piel para no infectarme con su roce.
Me puse de pie y respiré hondo
conteniendo las ganas de vomitar.

El agua fría comenzó a caer;
el agua fría de la regadera calma mi ansiedad.
Sus gotas punzantes arrancan
la mucosidad solar adherida a mi piel.

Espero…
Sentado en un rincón de un cuarto oscuro, espero…
espero a escuchar el sonido cristalino
de la noche purificando el cielo,
la tierra y el viento del ultraje solar.

Cambios Violentos

Sombras oscuras me apagan,
como el sol al atardecer.
Sólo quiero soñar
con un mundo distante
alejado de las penas que aquejan
mi frágil humanidad,
el saco de huesos podridos
que me hace sentir tan vacío.

Días remotamente iluminados
por una tenue luz mohína
que consume el tiempo entumecido,
desgarrando con sus fauces mi cordura,
esculcando mis entrañas en busca de mi alma impura

Noches totalmente oscuras
me abrazan y me asfixian,
me sumergen en sueños imposibles…
Y les creo, y les alabo, y lucho por alcanzarlos.

Y al amanecer…
la luz que me devora,
los días sin sentido,
el tiempo se demora,
un corazón, un latido,
y éste sentimiento que me devora…

Tiempo

El sonido se desvanece como el humo del cigarro entre mis dedos mientras la noche pasa, una noche, otra noche y muchas mas seguirían pasando, y yo sin embargo aunque viajo en el tiempo junto con el tiempo y camino con el tiempo, me eh quedado congelado en una noche hace algún tiempo.

No supe cuando comencé a viajar en el tiempo sin detenerme y al mismo tiempo atrapado en el. No recuerdo cuando comencé a mostrar una sonrisa para todo, no recuerdo cuando fue eso.

Debe ser mi falta de memoria, o tal vez el hecho de que mi memoria se quedo atrapada en una noche hace algún tiempo, o tal vez yo la deje encadenada con un metal tan pesado que ni siquiera yo podré liberarla.

Supongo que muchas más noches seguirán pasando y se irán con el tiempo mientras yo me quedo atrapado en una noche viajando en el tiempo y al mismo tiempo esperando a que deje de no moverse…

Supongo muchas cosas, solo eso…