sóc ell

Nado dentro de tus ojos
calmado, vago;
me pregunto si debo ahogarme,
si debo salpicar el alma que los envuelve

Me pregunto si al pintarlos de rojo,
al derramar ácido dentro de ellos
podré disolverme en ellos

Clavo mis uñas en tu cuello,
desgarro tu garganta sin recelo,
me cuesta trabajo no hacerlo

Seras devorada por las aguas celosas,
la oscuridad eterna,
el infierno no se compara
a la nada donde tu cuerpo
amortajado y desnudo,
sera asfixiado por la inmundicia,
el pecado del hombre…
Lo que Dios vomito

Estaré ahí, viéndote morir…
Estaré ahí, cuando decidas vivir…
Estaré ahí… solo…
mientras duermes
sin querer despertarte,
apuñalaré tus brazos,
apuñalaré tus piernas

No soy más que una sombra
…que siempre esta a tu espalda
…que estará ahí cuando mueras
el que se comerá tus entrañas sangrientas

Escucha el trueno
de la tormenta que se acerca,
escóndete bajo la cama,
llora de miedo

Soy yo, quien conoce el fuego incesante,
helado y constante…
Los secretos de las estrellas fugaces
La bestia que nunca duerme
La bestia que puede devorar a Dante

Soy el demonio que le arrancó los ojos a Dios,
el que congelará tu sangre
y quemará tus ojos con la mirada vacía

¿Caos o perfección?

En tu mente frágil me encarnaré
quemando tu pecho por dentro

Soy quien te arrancará el corazón,
la figura fantasmal de tus noches de terror…
Quien te hace temblar en un rincón

Quien te hará esclava inmortal
…te descuartizará cuando pierdas la voluntad de luchar
El silencio que danza en tus sueños
Soy quien se alimenta de tus perversiones

Ven… Sígueme hasta tu tumba…

Anuncios

Las noches olvidadas – Najash

Te besaré como una serpiente a su victima
silenciosamente, arrastrándome silenciosamente.

Tu voz y tu cuerpo han penetrado en mi mente,
convirtiéndose en mi delirio, en mi propio pensamiento.

Pregúntale al tiempo
acerca de tus perversiones, el sadismo, la locura.

El mar se abre ante mi
y nos conectamos en un éxtasis cósmico.

Tu voz dulce de ángel, en agonía
“¡Gloriosisimo padre, defiendeme de las tinieblas”

Minotauros, gorilas de fuego, escorpiones gigantes
se aferran con sus tenazas a tus pezones

El infierno nos da la bienvenida;
un beso en el alma con su lengua de fuego

Luego nos traga, devora y despedaza
y nos embriaga y nos disuelve y nos vomita y nos escupe

Y la piel escamosa que te asfixia,
como una serpiente que hipnotiza a su victima

Te besaré otra vez
silencioso, reptante, distante

… Para poder olvidarte.

Noches

“Otra noche amarga

se pierde sinuosa

ocultando su cara

al alba suntuosa”

Todo lo que puedo ver frente a mi es ese viejo camino con árboles secos delimitando el sendero, las montañas áridas con su aura imponente y sus ojos… fríos y sabios.

No recuerdo la ultima vez que estuve aquí, ¿Eran buenos tiempos verdad? – A quien trato de engañar, no hubo tiempos buenos, solo algunas coincidencias que inesperadamente se marcharon tal y como llegaron. Fue imprudente de mi parte pensar que las cosas serian mejor algún día.

Es verdad que las cosas cambian, pero todo con el paso del tiempo envejece, no hay nada que sea renovable, inevitablemente desaparece y en el proceso deja manchas ignívomas que queman todo a su paso.

Y no es que sea un pesimista desde siempre, todo comenzó el día que comencé a pensar por mi cuenta. No hay nada realmente bello en la vida, aun así, sentimos la necesidad de decorarla para no sentirnos tan asquerosamente vacíos, y todo también comienza cuando después de aprender a pensar, observas, observas todo a tu alrededor y te das cuenta que las cosas no tienen sentido, que la vida misma no tiene un sentido… Rojo… Amarillo… Púrpura… Blanco… Gris… Negro… Y sigue sin tener sentido alguno…

Supongo que si la vida no tiene sentido, solo debo asignarle uno – pensé – Hoy será un bello día, hoy buscare lo que me hace falta en los que no lo tienen, eso hasta suena bien…

Entonces el mundo comienza a girar, las estrellas comienzan a caer, el cielo se oscurece, la luna se apaga y amanece…

No es que siga siendo un pesimista, realista o soñador, he llegado al punto de creer que no hay nada que perder, no hay nada real y por un poco de lógica los sueños son tan inalcanzables como aprender a nadar en un pozo de lava.

Y si la noche piensa que su oscuridad no es lo suficientemente bella para dejar a la mañana siquiera observarla… Me esconderé también… Así debe de ser…

Sumisión

Conquista la bestia… excitada y deseosa…

Veo el río, las aguas enfermizas,
me gusta sentir lo que no me gusta.

En tu lado oscuro,
tu mente explota,
no puedes soportar más…
Y caminas por las calles
en tu ausencia de sentidos

Te besare…
Como una serpiente que devora a su víctima

Y mi veneno tomara tu cuerpo,
mira dentro de mis ojos,
sentirás la lujuria, el deseo…

Todas las reglas del sexo se han roto,
solo existe la derivación,
me encanta ver tu vulva sangrante,
gimiendo para ahogarse de nuevo con mis caricias.

Seducida por el mal,
mientras tu cuerpo se quema junto al mío
en las llamas del placer.

Calla…
No respires…
Ahora duerme…
Y poco a poco…

Muere.